Feijoada vegana

La feijoada, o "frijolada", en castellano, es uno de los platos típicos de la cocina brasileña y de Portugal -exquisito, libre de gluten y lleno de proteínas. Bom proveito!

Dificultad: mediano

Temperatura: caliente

Libre de gluten

Cantidad: 4 porciones

Tiempo de preparación: 15 minutos

Tiempo de cocción: 1 hora y media.

 

** Frijoles: los frijoles tienen que estar ya remojados durante una noche. En días o ambientes muy calurosos se recomienda dejarlos a remojar en la heladera. Durante la cocción, el bicarbonato de sodio (en caso de no tener olla de presión) reduce el tiempo de cocción, mientras la sal lo aumenta (a contrario, quizás, de la intuición). Puedes remojar una gran cantidad y poner lo que sobre en el congelador, dividido en porciones de cocción, para tu próxima feijoada.

INGREDIENTES:

– 1/4 kg de frijoles negros pequeños (preferiblemente orgánicos; aunque no parezca, entre los frijoles existe diferencia de calidad), remojados

– 2 litros de agua

– 2-3 hojas de laurel

– 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio (acorta el tiempo de cocción; demasiado de este ingrediente afectará el sabor)

– 1/2 taza (120 ml) de aceite de oliva extra virgen (si es posible, de botella de vidrio)

– 1 y 1/2 cebollas picadas

– 2 pimientos rojos picados en cuadraditos de 1 o 2 centímetros.

– 2-3 cebollas chalotas, picadas (si no los consigues puedes utilizar bulbos de cebolla de verdeo)

– 4 dientes de ajo picados

– 2 cucharadas de orégano fresco, picado

– 2 cucharadas de orégano seco

– 2 cucharaditas de comino molido

– 1/2 cucharada de azúcar

– 2 cucharadas de sal

– Si te gusta el picante: 1 pimiento rojo picante fresco, picado, limpio de semillas

Para servir: tallos de cebollas verdes y chalotes picados, un cuarto de limón o lima para cada plato y arroz blanco.

INSTRUCCIONES:

1. Coloca los frijoles, el agua y las hojas de laurel en una olla grande. Deja hervir.

2. Una vez hervida el agua, puedes el bicarbonato de sodio, revolviéndolo en el agua.

3. Baja la llama y seguí cocinando a fuego lento durante 1 hora revolviendo cada tanto, hasta que los frijoles estén lo suficientemente suaves como para romperse si los aprietas suavemente (la cantidad de tiempo depende de su frescura).

Mientras tanto:

4. Calienta el aceite en una sartén grande hasta que esté bien caliente sin dejar que se queme (esto es, cuando tirando un pequeño trozo de cebolla enseguida responde emitiendo sonidos y burbujas). Agrega las cebollas, las chalotas y los morrones y cocina a fuego medio durante aproximadamente 10 minutos hasta que las verduras se ablanden, sin llegar a que doren.

5. Agrega el ajo, el orégano (ambos tipos), el pimiento picante y el comino y fríe por uno dos minutos. Déjalo a que se enfríe un poco.

6. Coloca la mezcla de verduras y especias y un cucharón de los frijoles en una licuadora o en una procesadora de alimentos triturándolos por unos instantes, sin dejar que se haga crema lisa (si no tienes estos aparatos electrónicos puedes utilizar la verdura entera).

7. Agrega la mezcla a la olla con los frijoles. Agrega el azúcar y la sal, proba y corregí según el gusto.

8. Cocina la mezcla durante aproximadamente media hora, hasta que el líquido cambie de marrón a negro brillante y los frijoles estén completamente suaves. Si la mezcla es demasiado espesa, agregue un poco de agua mientras se cocina.

9. Para servir, se adorna con cebolla de verdeo y chalotes picados, un cuarto de limón o de lima (puedes agregarle un poco de jugo de limón antes de servir).